Perder peso y llegar a tu meta no tiene por qué ser un sueño imposible de alcanzar. Si cuentas con la suficiente fuerza de voluntad y las instrucciones